Falta de mantenimiento en Ruta 5 es motivo de crítica por parte de los usuarios

Los pozos casi insalvables en la Ruta 5Por Dino Cappelli El 20 de setiembre de 2010 comenzó, en parte, una relación muy estrecha entre la empresa Serviam con domicilio en el departamento de San José y el Estado uruguayo. Desde entonces, la misma se hace cargo del mantenimiento de la Ruta 5, entre Paso Pache (kilómetro 69,200) y Pueblo Centenario, en el vecino departamento de Durazno (kilómetro 245)

Incoci, Colier, Emilio Díaz Alvárez, Ramón Alvarez, Construcciones Civiles, Consorcio Tracoviax, Meliter SA, ABC Vial, fueron las empresas que se presentaron al llamado de trabajo, pero las firmas y las preferencias se inclinaron para Serviam.

La Comisión Asesora de Adjudicaciones de Obras de Vialidad desechó por entonces la oferta de menor costo, y recomendó contratar a Serviam SA “por resultar conveniente a los intereses de la Administración y necesidades del servicio”, según surge del acta oficial de aquella instancia.

Sin embargo, no hay consonancia –al parecer- entre las necesidades del Estado y las de los usuarios.

Cualquier automovilista o conductor, ya sea profesional o amateur, que circule por Ruta 5 en el tramo citado, es conteste en relatar las peripecias que debe realizar para no atravesar por ningún pozo situado en la carpeta asfáltica de la Ruta Nacional N° 5 “General Fructuoso Rivera”, y sin mencionar allí las necesidades de banquina que padece una de las principales rutas nacionales.

PUNTO Y APARTE dialogó con técnicos pertenecientes a empresas que también mantienen contratos de obra con el Estado para mantenimiento de rutas y caminos nacionales, y señalan coincidentemente el mal aspecto que presenta la 5. “Está en un momento pésimo, tanto en la franja de circulación como en la banquina”, sin citar allí el pastizal que rodea a la carpeta. “En la zona de Mendoza, si un auto se sale de la ruta seguramente no vuelque, lo frena el pastizal que hay, las chircas”, señaló mitad en broma y más de la mitad en serio, un funcionario que prefirió mantener el anonimato.

 

Suculento contrato

 

Los contratos que unen a Serviam con el Estado comenzaron siendo de 36 meses (3 años) prorrogables “si no se hubiera ejecutado el 100% del monto contratado hasta su efectiva ejecución y por un plazo de 42 meses, contados desde el acta de replanteo”. Esto significa que hay Serviam para rato.

“Lo llamativo del caso es que es una empresa que no tiene multas, prácticamente no tiene multas”, aduce el técnico consultado. A diferencia de otras empresas que ya cuentan en sus presupuestos anuales con una significativa suma de dinero destinada a las multas que el Ministerio de Transporte aplica por incumplimientos, a partir de los informes presentados por sus técnicos evaluadores, tal parece que en el caso de esta empresa no sucede lo mismo.

“El pasto permanece meses sin cortarse, es una vergüenza. Optamos por cortarlo los vecinos porque los tractores no aparece”, dice Luis, un vecino de la Ruta 5. Su caso agrega que el tractor con la rotativa apenas apareció en la primavera del 2013, pasó dos veces y nunca más. “Apenas cortó unos tres metros de la banquina y nada más”. Lo documenta con fotos, que aporta a este medio.

 

Las quejas

 

A la hora de los contratos, estos son suculentos. Casi 130 millones de pesos uruguayos, con la firma del Presidente de la República debajo, que crecen a 142 millones de la moneda nacional si se toman en cuenta las leyes sociales.

La empresa no es novicia en esto del mantenimiento de rutas. Tiene amplia experiencia desde hace años con la construcción vial y servicio de mantenimiento de rutas. En algún momento ha mantenido Ruta 2, en el tramo de Cardona a José E. Rodó; Ruta 3, desde el Km.67.300 al Km.188.100 (San José – Trinidad); Ruta 11, desde el Km.12.700 al Km.47 (Juan Soler – San José), entre otras zonas.

Sin embargo esa experiencia no le ha permitido, hasta el momento, dotar de buenos elementos a la Ruta 5.

Otra queja de los usuarios tiene que ver con los accesos a zonas claves, como paradores, pueblos, estaciones de servicio. De acuerdo a lo que pudo saber PUNTO Y APARTE, la banquina de la Ruta 5 pertenece a la obra de Serviam. Luego, ya es responsabilidad de cada gobierno departamental. Ese estado deplorable, es algo que deben sufrir y lamentar los usuarios.

 

Anuncios
de www.florida24.com.uy