Informe oficial sobre homicidios, rapiñas y hurtos

 (Foto florida24)

(Foto florida24)

El informe publicado por el Observatorio Nacional sobre la Violencia y Criminalidad, del Ministerio del Interior, destaca que fueron 136 los homicidios en el primer semestre del año. Los asesinatos de personas con antecedentes penales siguen liderando la escala de homicidios ocurridos en nuestro país. El informe destaca que hubo 8.664 denuncias de rapiñas (incremento de 8,2) y que las denuncias sobre hurtos fueron 48.840

El informe señala que de las 136 víctimas de homicidio, 43 tenían antecedentes penales. Se mantuvo el alto grado de participación de la delincuencia en este registro. Según indica, la lucha por territorios y una respuesta policial cada vez más eficaz hacen del delito una oferta en retroceso que genera, en parte, pujas de poder con resultado a que se incremente el número de homicidios.

El director del Observatorio Nacional, Javier Donángelo, señaló en el informe que publica el Ministerio del Interior, que la cifra correspondiente a los primeros seis meses de 2013 no difiere notoriamente de valores que se han registrado en el pasado.

“Se debe tener presente que la tasa de homicidios en Uruguay (8 por cien mil) no solo está entre las más bajas de América Latina y el Caribe, sino que es apreciablemente inferior a la de decenas de ciudades importantes de países con niveles de desarrollo económico muy superiores. A vía de ejemplo es posible mencionar que ciudades tan importantes como Nueva Orleáns, Filadelfia, Miami, Chicago, Houston y Detroit tienen, de acuerdo a los últimos datos divulgados por el FBI (año 2012), tasas de homicidio varias veces más altas que las de Uruguay (en su conjunto) y Montevideo”, destacó.

“La consideración de los homicidios desde el punto de vista de las circunstancias precipitantes, muestra que predominan los incidentes que tienen tanto víctimas como autores con antecedentes penales. En muchos de estos casos, asimismo, está bien documentada la vinculación con la comercialización y el consumo de estupefacientes de la víctima, el autor o ambos”, remarcó Javier Donángelo.

En cuanto a los medios empleados para cometer los homicidios, dijo que se observa una muy alta participación de armas de fuego (6 de cada 10 muertes a nivel nacional) y, en Montevideo, alcanza casi el 70 % o 7 cada 10 muertes.

Finalmente, los homicidios con participación de adolescentes en carácter de autores muestran una disminución apreciable respecto de la primera mitad del año pasado, pasando desde el 24 % al 17 % de los homicidios aclarados.

 

Rapiñas

Los datos del primer semestre de 2013 marcan 8.664 denuncias de rapiñas, lo que representa un incremento de alrededor de 8 %.

“El incremento podría responder a un efecto de desplazamiento derivado de cambios en la composición de la masa de denuncias de rapiña. Así, si bien el total general de denuncias de este tipo aumentó, el aumento no ha sido uniforme a través de las distintas categorías y modalidades de rapiña. En particular, las rapiñas más lucrativas —las que tienen como víctimas a establecimientos comerciales y unidades del transporte público— han disminuido respecto al igual período del año pasado”, afirmó Javier Donángelo.

“Esto podría estar indicando que, como consecuencia de la creciente adopción de medidas de seguridad por este tipo de víctimas —cámaras, alarmas, guardias de seguridad—, su vulnerabilidad a este tipo de delito está disminuyendo (en forma análoga a lo ocurrido en el pasado con las instituciones financieras). Como consecuencia, las rapiñas dirigidas contra este tipo de “blancos” podrían haberse desplazado hacia víctimas más vulnerables (transeúntes, menores de edad), pero también menos redituables. A su vez, tal desplazamiento podría estar determinando la necesidad de cometer más delitos como forma de compensar el menor “ingreso” derivado de cada uno”, remarcó.

 

Hurtos

El director del Observatorio Nacional sobre la Violencia y Criminalidad señaló que fueron 48.840 las denuncias por hurto. Esto representa un comportamiento muy similar al del año pasado, y levemente por debajo de los valores correspondientes a los años 2011 y 2010, “lo que sugiere que esta modalidad delictiva ha entrado en una fase de estabilización, siendo poco probable que se registren aumentos bruscos de la misma en el futuro cercano”, concluyó.

Anuncios
de www.florida24.com.uy